Nella stessa rubrica

Laila Karrouch

El Metro, Donato Ndongo Bidyogo (entrevista realizada por Sara Chiodaroli, noviembre 2011)

Donato Ndongo-Bidyogo (entrevista realizada por Mischa Hendel)

Inongo-Vi-Makomé (entrevista realizada por Ilaria Rossini, mayo-junio 2011, Bologna-Barcelona)

SILVIA CUEVAS-MORALES (Entrevista realizada por Sara Chiodaroli, febrero 2011)

LOS HOMBRES X, una nueva identidad, Premio Juan Montalvo 2008 (Entrevista realizada por Sara Chiodaroli, febrero 2011)

Saïd El Kadaoui (Entrevista al autor realizada por Sara Chiodaroli, junio-agosto 2010, Milano-Barcelona)

VICTOR OMGBA (Entrevista realizada por Sara Chiodaroli, octubre 2009)

Rachid Nini

Najat El Hachmi

Saïd El Kadaoui (Entrevista al autor realizada por Sara Chiodaroli, junio-agosto 2010, Milano-Barcelona)

Límites y fronteras di Saïd El Kadaoui (Editorial Milenio, 2008)

Saïd El Kadaoui è un giovane psicoterapeuta, nato in Marocco, nella provincia di Nador, ma residente in Spagna dall’epoca dell’infanzia. Attualmente vive a Barcellona dove esercita la sua professione e dove si dedica alla scrittura in più direzioni, la prosa giornalistica, grazie alla quale esprime la sua prospettiva sulla cultura dell’ “altro” che si sta generando nella Spagna contemporanea, e la prosa letteraria, della quale abbiamo qui riportato un esempio. Límites y fronteras è il suo primo romanzo.

Il romanzo ci racconta la storia di Ismaïl, giovane marocchino che vive a Barcellona dall’infanzia in seguito all’emigrazione della sua famiglia. La narrazione inizia attraverso un atto di follia compiuto dal protagonista, il quale si trova a gridare per la strada la propria “identità” berbera. A partire da questa dichiarazione Ismail comincia un percorso di introspezione alla ricerca delle tracce perdute e abbandonate, attraverso un’opera di rimozione psicologica, della cultura d’origine. L’adolescenza era stata segnata da una totale adesione alla cultura del Paese d’accoglienza, la cultura catalana, il calcio spagnolo, ecc, negando tuttavia, altrettanto drasticamente, e disintegrando ciò che la sua memoria serbava del passato vissuto in Marocco, attivo non solo come luogo dell’infanzia e degli affetti, ma anche come punto di riferimento culturale nei momenti di amarezza rispetto al razzismo quotidiano. Questo viaggio interiore, condotto grazie a un interlocutore privilegiato, uno psicoterapeuta che si occupa di Ismaïl in un istituto per infermità mentali, mostra al personaggio la necessità di riconoscere una doppia presenza in se stesso: due culture e due esistenze che dovranno, prima o poi, trovare un punto di incontro e di unione. Inoltre, emerge una rappresentazione problematica della Spagna, un paese che pretende integrazione dai suoi immigrati, ma che, allo stesso tempo, non sa come reagire ai casi di coloro che davvero riescono ad “adattarsi” al suo modello. Ismaïl vive frontiere invisibili, intrise del razzismo strisciante e degli stereotipi che non riesce a far quadrare con l’idea positiva costruita nel corso della sua lunga permanenza in Spagna.

(Sara Chiodaroli, settembre 2010)

Límites y fronteras de Saïd El Kadaoui (Editorial Milenio, 2008)

Saïd El Kadoui es un joven psicoterapeuta; nació en Marruecos en la provincia de Nador, pero reside en España desde que era niño. Actualmente vive ne Barcelona donde ejerce su profesión y donde se dedica a la escritura en diferentes ámbitos, la prosa periodística, a través de la cual reflecciona sobre la cultura del “otro” que va generándose en la España contemporánea, y la prosa literaria, de la cual acabamos de presentar un ejemplo. Límites y fronteras es su primera novela.

Esta novela cuenta la historia del Ismaïl, joven marroquí que vive en Barcelona desde que era niño, después de la emigración de su familia a España. La narración empieza con un acto de locura de su protagonista, gritando por la calle su “identidad” berebere. Con esta declaración Ismaïl empieza un trayecto de introspección yendo a buscar las huellas dejadas, y nunca reconocidas plenamente, sino ocultadas, de su cultura de origen. Su juventud se había caracterizado por una llena adhesión a la cultura del País de acogida, la cultura catalana, el futbol, etc. negando y desintegrando de cada paso lo que en cambio su alma retenía de su pueblo natal, ya no sólo un lugar de la niñez, sino un punto de referencia a la hora de reaccionar a los episodios racistas sufridos en Barcelona. Este viaje interior llevado al cabo gracias a un interlocutor privilegiado, un psicoterapeuta que cuida a Ismaïl en un instituto para enfermos mentales, enseña al personaje la necesidad de reconocer una doble presencia en sí mismo: dos culturas y dos existencias que tienen que buscar una vía de comunión. Además sobresale una imagen problematizada de España, un país que pretende integración total de sus inmigrados, pero que a la vez no sabe como reaccionar a los que realmente lo logran. Ismaïl vive fronteras invisibles, hechas de racismo y estereotipos que no encajan en la idea que se construjo durante su larga estancia en España.

(Sara Chiodaroli, septiembre 2010)

Documentos relacionados:

" Immigració i Desenvolupament "

"Imanes y burqas"

"El Islam y nuestro tiempo"

Intervista all’autore (realizzata da Sara Chiodaroli, giugno-agosto 2010, Milano-Barcellona):

Entrevista al autor (realizada por Sara Chiodaroli, junio-agosto 2010, Milano-Barcelona):

¿La historia que cuentas en tu novela tiene algún rasgo en común con tu propia experiencia de marroquí en España?

Tiene que ver en algo. La historia del protagonista se remonta a una experiencia personal cuando trabajaba de cuidador en una clínica psico-terapeutica en Barcelona: el chico al que cuidaba estaba muy mal, sufría de una esquizofrenia muy grave. Pero he estirado, cambiado, imaginado otras situaciones hasta convertirlas en algo que ya no es mío. Corresponde al personaje. Lo que sí compartimos Ismaïl y yo es que no es nada fácil (y esto va mucho más allá del simple victimismo) ser originario de Marruecos y crecer en Catalunya (e imagino que en el resto de España, europa, etc.). Y como todo lo que no es fácil, esta experiencia, cuando te enfrentas a ella, ensancha el mundo interior, el diálogo con uno mismo, la búsqueda de respuestas, el alud de preguntas etc. que es lo que le sucede a Ismaïl cuando se da cuenta de que no puede seguir obviando algunas cosas. Lo que sí en cambio me he dado cuenta de que lo viví personalmente es la relación de Ismaïl con el futbol: cuando está con los amigos de España habla del equipo de Marruecos, y lo contrario cuando se encuentra con los amigos de Marruecos.

- El primer gesto de locura de Ismaïl, gritando su identidad berbere por la calle en paralelo con la catalanidad de su auditorio, ¿las dos cosas tiene algo que ver? Lo de la cultura catalana en España crees que es percibido como algo que puede fraternalizar con un migrante que se instala en Cataluña?

El tema de la catalanidad utilizada en paralelo con la identidad berbere del personaje, al comienzo de la novela, puede tratarse de una interpretación aunque en realidad se trata de dos situaciones muy diferentes. Porque la identidad amazig es algo muy complejo, los amazig del norte de Marruecos no se identifican en los del sur y además es algo que no interesa solo Marruecos, sino que abarca todo el Maghreb. Creo que estos temas sufren la manipulación y la instrumentalización de los políticos y del poder. A mí me interesaba crear una experiencia de brote, una verdadera crisis en este caso, que permitiera el fluir de su narración. Su grito no es sino lo más superficial de la historia, es lo que salta a la vista de todo el mundo, pero no es sino el síntoma de algo más profundo. Es como cuando se habla del velo y del burqa. Al vietarlo entonces las mujeres empiezan a ponerse dos, pues eso es un síntoma de un problema de comunicación y de entendimiento entre partes sociales que no se comunican y no se quieren entender.

- En una sociedad poco acogedora de las diversidades, sino “desintegradora” (utilizando una imagen de Najat El Hachmi “Jo també soc catalana”) de lo que uno lleva en su bagaje cultural de origen, es normal que el individuo desarrolle una escisión de este tipo: “ser de aquí o de allá”? En un episodio Ismaïl cuenta de su amor por Monica, una chica española, la más hermosa del instituto, del asombro de sus compañeros al saber de su relación y, por encima de su amigo Albert. Su reacción derrama por la primera vez en su vida el significado de ser un “extraño-extranjero” y la violencia con la que eso va a cambiar por completo su persperctiva del propio ser: “ - Para nosotros no eres un moro, eres tú y ya esá [...] pero para el resto tú eres un moro ¿y cómo vas a salir con Mónica?” (p. 77)

La reacción de Ismaïl demuestra como una simple palabra “moro” siembra en sí un poder de violencia inesperado a los ojos de una persona que nunca se había percebido como extranjera, y como “moro”, a través de la mirada de los amigos de España.

- Otra vez se habla de límites: “Andaba a aquel país que se suponía que era el mío, odiaba España que me pedía integración pero hasta un límite. Un límite que yo me había atrevido a franquear enamorándome de una catalana y, lo que es peor, enamorándose ella de mí.” (p. 76)

Efectivamente a los inmigrantes se les pide todo, pero, a la hora de lograr esta supuesta integración, a ellos se les pone limites. Todo lo que se les promete no se puede atender en realidad, porque es un tipo de integración limitada desde el comienzo.

- Es sugierente el hecho de que no utilices nunca – puede que se me ha escapado – la palabra “identidad”. Me parece muy interesante porque la ausencia de esa palabra ya muestra lo que es tu perspectiva de la cultura personal de cada uno. ¿Qué opinas?

Sin negar la cultura en su dimensión social, grupal etc. creo en la "libertad" de la persona. Todos tenemos nuestro margen de maniobra y no tenemos porqué ser más esclavos de la cultura, del origen, de la cultura del otro etc. No utilizo la palabra identidad premeditadamente. Prefiero desglosarla, no convertirla en un concepto cerrado, vacío, hueco, en otra etiqueta.

- Los discursos identitarios esconden el peligro de cerrar al individuo bajo etiquetas y definiciones fijas que no siguen en cambio la fluctuación de los procesos culturales. ¿qué pasa hoy con la invasión del lenguaje mediático que se basa en cambio en etiquetas y estereotipos, sobre todo a la hora de hablar de “migrantes” y “clandestinos”?

Hay palabras que nos liberan. Encontrar la explicación a algo por ejemplo. Yo puedo estar triste y no saberlo. Entonces cuando me doy cuenta de que mi malestar no es normal, lo pienso y me digo que debo de estar triste y pienso en el porqué, voy explicándome mi realidad y esto es ensanchar tu mundo interior. Enriquecerlo. Lo mismo pasa cuando a nivel social econtramos la explicación, ponemos nombres a la realidad que observamos. No es lo mismo, por ejemplo, llamar loco a alguien (sobre todo si es de forma despectiva) que saber que existe la esquizofrenia como enfermedad. Podemos entender más la complejidad del mundo si lo vamos definiendo con más precisión. Pero hay otras realidades en que el nombre puede definir una parte de la realidad y si no somos conscientes de esto, este mismo nombre puede ser una cárcel. si una persona se convierte solamente en un "clandestino" estamos amputando una buena parte de su identidad. Reducimos su espacio vital, la visión que esta persona tiene de sí misma como alguien complejo. Con los inmigrantes pasa mucho esto. Reducimos, en palabras de Edgar Morin, la persona a una mínima parte de sí misma. Estereotipamos, reducimos, caricaturizamos y no nos damos cuenta de que obligamos a la persona a luchar permanenetemente contra esta reducción o a someterse a ella. Es muy difícil de entender esta falta de empatía con el otro. Esta reducción tan denigrante. Y tiene consecuencias: solo reduciendo a la persona a una mínima parte de lo que es se puede hablar de ella como si no fuera una persona: "hay que expulsar a los sin papeles", "no hay que empadronarlos" etc. etc. etc. Es un mecanismo de despersonalización del otro que puede tener consecuencias muy graves.

- ¿Por qué elijiste el castellano para escribir tu novela?

Mis tres idiomas son el amazig, el castellano y el catalán. El amazig transmitido vía oral. No lo sé escribir. Solamente hablar. Actualmetne en Marruecos se está haciendo un esfuerzo por recuperar el alafabeto tifinag, se está enseñando a escribir etc. algún día lo estudiaré. Quedan el castellano y el catalán. Siempre he leído mucho en castellano aunque cada vez más, porque ya existen muy buenas traducciones de prácticamente todo al catalán, lo leo más también. No sabría decirte si pienso más en castellano o en catalán. Pero de forma natural, escogí el castellano. Lo que es seguro es que, si me dejan y me publican, publicaré algo en catalán también.

- El medio del cuento terapeutico entre el protagonista y Don Jorge funciona como un instrumento metaliterario para dejar entrar su propia historia como un relato dirigido al lector y al mismo tutor de la clínica. Es algo muy especial porque las novelas sobre la inmigracion en Espana que he leído hasta hora están escritas sólo en I persona, como si fueran diarios. Tu obra en cambio tiene una perspectiva narrativa más honda. Además el diálogo terapeutico me llama la atención sobre el hecho de que muchos de los escritores migrantes que cuentan su historia o algo de ficción, utilizan el “yo” y el tono autobiográfico como una terapia de desahogo y de introspección (sobretodo los relatos que cuentan los viajes en pateras, las tragedias de los compañeros fallecidos en mar...)

La primera persona permite cortar la distancia con el lector. La descripción es más intensa si te la cuenta él en primera persona. Sin embargo mi idea no era escribir una autobiografía, sino una novela con una estructura más compleja. Es Don Jorge quién origina y controla el discurso de Ismaïl, tratando tirar el hilo de sus pensamientos e yendo acumulando materiales y contenidos. Yo tenía claro varias cosas: no tiene que ser una biografía, amo la novela, quiero una novela, si no coral, con secundarios interesantes etc. el escenario de la clínica me permitía todo esto. Conozco con la suficiente profundiad el funcionamiento de una clínica de estas características, tiene diferentes espacios des de los que narrar - los talleres, los espacios libres con los compañeros, el espacio con el terapeuta, la interacción con los cuidadores, la observación a los otros etc. Era consciente de que me enfrentaba a dos grandes temas: la "locura" y la extranjeridad. Dos de las grandes angustias del ser humano: perder la razón y ser un extranjero, extraño etc. Y, encima, a través del personaje de David, tb se habla de la muerte. Vida, muerte, cordura, locura, lo propio, lo extraño. Así que el objetivo que me planteé era suficiente profundiad, matiz y, sobre todo, no aburrir porque los temas que se abordaban tenían todos ellos suficiente entidad. En resumen: amo la novela, soy un gran lector de novela y quería hacer una buena novela. Esa era la intención. Pero también era la primera ...

- ¿Crees que se podría hablar de una “literatura migrante”, escrita por autores extranjeros y residentes en España, implicados en la experiencia de la migración, o es algo atrevido en tu opinión?

Lo que creo es que la experiencia migratoria es una mina, una fuente de recursos inagotable de sentimientos, contradicciones, discursos encontrados, una realidad compleja que no se agota ... Y, por lo tanto, un excelente tema para reflexionar des de la ficción. Ignasi Riera, en el prólogo, ya habla del viaje, de Ulyses, y, esa, fue la gran inspiración. Un viaje exterior pero también interior. ¿Dónde nos lleva? ¿Dónde ha llevado a Ismaïl? Esa era la pregunta. No me gustaría que se etiquetara este tipo de litaratura pq sería como marginarla, apartarla, señalarla, reducirla, vaya, como se hace con los inmigrantes. A mi me gustaría que se hablar de si la novela es buena o no. El tema es lo de menos. Una buena novela siempre aporta algo a todos.

- Si nos fijamos en las etiquetas que el siglo XX ha creado desde nuevo, como la literatura femenina, poscolonial, gay, etcetera, nos damos cuenta que estas han creado perspectiva nuevas, nuevas formas de mirar a cierta literatura, con instrumentos de analisis nuevos... Yo pienso que hablar de “literatura de la inmigracion” sea una forma para encender las luces sobre una escritura que invitablemente brota en el contenedor de una literatura nacional escrita en un idioma, que sea catalano o castellano poco importa... sobre todo si los temas (no necesariamente) y los autores toman su origen de una situacion social que los involucra. Me encuentro a hablar de sociedad y de politica, quizás, más bien que de literatura, es que creo que las cosas recorran caminos comunes. ¿qué opinas?

Citando a Edward Said, la experiencia del exilio provoca una necesidad de elaboración del sentimiento de extrañamiento, a través de una sublimación de la propia experiencia en forma artística en cualquier forma. La experiencia de la migración es un gran tema que permite tratar miles de matices y perspectivas alternativas y diferentes. Los extranjeros tendrían que ganar su propria libertad con sus manos, como ocurrió con las mujeres y sus luchas por la libertad individual. Todo es política, ella cruza y entrecruza continuamente en el arte. Una novela no es sólo una novela, sino es espejo de la sociedad en que vivimos, la perspectiva con la que miramos al mundo.

- Me fijé en algunas similaridades entre el episodio de tu novela donde Albert se dirige a Ismaïl llamándole “moro” y otro en Jo també soc catalana de Najat El Hachmi en el que la protagonista llega a concocer traumaticamente lo que significa “inmigració” por el telediario.

Es muy probable que esta experiencia de toma de conciencia de la perspectiva del otro con respeto a ellos es algo que comparten todos los adolescentes. Es una etapa donde cada uno busca el sentido de su vivencias y puntos de referencias que les pueden ayudar a ocupar un sitio en el mundo. No es un caso que sea justamente en esta etapa de la vida cuando los dos personajes vivan como una crisis, como un golpe, como un corte entre dos experiencias que tendrían que fluir. Palabras que hasta aquel momento no habían significado nada sino en su significante, “moros” e “inmigrants”, se revelan en todo su potencial de significado abriéndose al imaginario que ellas conllevan en la cultura de la comunidad local. El problema no reside en el lenguaje o en el hecho de que no sea políticamente correcto, porque éste tiene que fluir. La palabra tiene el poder de liberar. Lo que pasa es el conjunto de implicaciones que ellas conllevan. Estas definiciones y etiquetas son un peligro porque se convierten en una prisión y van a encarcelar a las personas, con todo su bagaje de historia personal, en una etiqueta despersonalizadora.

- El tema de la inmigración contada desde aquí a un publico de espanol, implica naturalmente una historia de emigración. Citando a Abdelmalek Sayad (La double absense) en una perspectiva sociológica: “no se puede hablar de sociología de la inmigración sin hacer, en el mismo tiempo, una sociología de la emigración”. Los discursos de Occidente sobre los inmigrados, estos “otros”, abundan, pero ¿cómo estos pueden tomar la palabra? Por supuesto no todo el mundo tiene la posibilidada de sublimar artísticamente sus proprios traumas.

Son dos caras de la medalla que a menudo quedan desconectadas, llamando la atención sólo sobre lo que pasa en Europa. El problema es que en Europa siempre nos fijamos en mirar al otro y nunca nos detenimos a pensar lo que nuestra mirada puede provocar en este otro. Nos fijamos en teorías pero nunca en escuchar las historias de las personas, lo que significa simplemente escuchar la historia de tu proprio vecino de casa.

Il progetto
Français
English

Interviste e racconti
Africa
Europa
Nord America
Sud America
Australia
Asia

Politiche migratorie e dispositivi di controllo
Interviste e documenti
Cronologia

Immagini e Video
Video
Immagini

Links
scritture migranti
escrituras migrantes
Passaparole Milano

Iscriviti alla Newsletter

italiano